viernes, 20 de enero de 2017

Relato: "La amenaza"

    Empezó a subir las escaleras a hurtadillas, era demasiado tarde, cuándo escuchó que alguien pronunciaba su nombre. Se giró sobre sí mismo y no vio nada. Tuvo que fijarse más detenidamente cuándo vio el sofá individual del salón pegado a la ventana del brazo sobresalía una mano sujetando un vaso mientras tamborileaba con los dedos sobre él.

Se acercó a dónde estaba el sofá y encontró a su padre sentado en él, agarrando un vaso, por su olor pudo notar que era alcohol. Levantó la mirada hasta encontrarse con la suya cuándo se percató que sus ojos estaban llenos de furia <<está enfadado>> pensó el chico para sí.

-- ¿En dónde has estado? - pronunció en un tono de voz alto y sin cambiar su expresión.
-- He salido con mis amigos han venido a buscarme ¿lo has olvidado? - le dijo desafiante, algo que había aprendido de él.
-- ¿Recuerdas que estabas castigado, verdad? - preguntó ignorando su respuesta a la pregunta anterior. Se limitó a asentir con la cabeza. Dejó que hablara ¿qué otra cosa podía hacer? Era mejor dejar que soltara todo y así poder asumir las consecuencias cuánto antes - He regalado todos tus videojuegos - dijo - ¡Cómo sigas con esa actitud, lo siguiente que te quitaré va a ser el coche! - lo miró a los ojos. - Tienes todo lo que quieres y lo único que te pido es que me obedezcas.

En ese momento su padre se levantó de golpe del sofá, dejó el vaso encima de la mesa con fuerza provocando así que el vaso hiciera ruido al chocar contra el cristal y se acercó a su hijo. Mirándole con su expresión seria le dijo:

-- ¡Ni se te ocurra desobedecerme! ¿Te ha quedado claro? - dijo aproximando su rostro al del joven.

No le gustaba que se le pusiera así, él también sabía ponerme tan serio como él ; había aprendido del mejor y no dudó en demostrárselo.


-- Soy mayor de edad y ya os he dicho más de una vez que voy a hacer lo que quiera. Aún por encima que no me dejáis marchar de casa; es lo menos que puedo hacer.

-- Sólo te digo hijo, que nunca te olvides de quién es tu padre y si tengo que tratarte como mi enemigo, lo haré. Espero que no te quepa la menor duda y ya sabes lo que hago con mis enemigos. ¡Ninguno se me resiste, yo siempre gano todas mis batallas y si es por proteger a los que más quiero lo haré! - se detuvo un momento mientras se separaba - Piénsalo bien antes de tenerme como tu enemigo.


Espero que os haya gustado el relato y si es así, no dudéis en seguirme en mi página de wattpad en donde subo más historias, os dejo el enlace: https://www.wattpad.com/user/NoeLautnerStory





4 comentarios:

  1. Quiero saber más sobre ambos! jajaja
    Me ha gustado tu relato :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me enorgulleces!!
      Y me alegro un montón que te haya gustado. En Wattpad se encuentra la historia del pobre de Ashton se llama "Beyond the power" (y el día que consiga hacer otra portada se pasará a llamar "Más allá del poder")
      Tienes el link en la entrada; gracias por comentar.
      Un beso!!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Más que un relato parece una escena de un libro ¿y si lo continúas?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJA Llevo un año en parón, cada vez que me pongo a escribir no soy capaz. Le he dado su tiempo y sí es un fragmento por si me venía la inspiración.
      Si la continúo te aviso!!!
      (Tienes el link de la obra en la entrada; se llama "Beyond the power")

      Eliminar